Preguntas frecuentes sobre el Nicomenthyl

Relación entre la Niacina y el Mentol

NO, no existe ninguna relación funcional entre el nicotinato de mentilo y la nicotina.
La niacina o vitamina B3 se conoce también con el nombre de ácido nicotínico debido a que, en 1873, el químico austríaco Ugo Weidel logró sintetizarla en el laboratorio a partir de la nicotina, razón por la que le otorgó el nombre de ácido nicotínico. No fue hasta el siglo siguiente cuando, tras descubrir que se trataba de una vitamina (Conrad Elvehjem, 1937), la Asociación Médica Estadounidense, con objeto de evitar absurdas e infundadas analogías entre los efectos nocivos de la nicotina y los beneficios de las vitaminas, propuso en 1942 un nombre más comercial y menos engañoso: NI AC IN, creado a partir de las dos primeras letras de NIcotinic ACid (ácido nicotínico) y las dos últimas de vitamIN (vitamina).

El Ácido nicotínico se llama así porque en 1873 el químico austríaco Ugo Weidel logró sintetizarlo oxidando la nicotina con ácido nítrico. Esta es la única razón por la que a esta sustancia se la llamó entonces "ácido nicotínico", a pesar de no tener ninguna relación, ni bioquímica ni toxicológica, con el conocido alcaloide del tabaco.

Ninguna. Ácido nicotínico y Niacina son sinónimos, ambos términos indican la misma molécula. Ácido nicotínico = niacina = vitamina B3 = vitamina PP (Pellagra Preventing). La falta de vitamina B3 en los seres humanos provoca la aparición de una grave enfermedad conocida como pelagra, también denominada enfermedad de las 4D: dermatitis, diarrea, demencia, defunción.

La niacina desempeña un papel esencial en todo el mundo animal. Es precursora de importantes coenzimas como NAD y NADP, esenciales para el metabolismo energético de las células epiteliales; es necesaria para la formación de glóbulos rojos, para el transporte de oxígeno y nutrientes, para la eliminación de toxinas y productos de desecho celular a través de la microcirculación de la piel; también reduce los niveles de triglicéridos y colesterol; tiene efectos beneficiosos para la prevención de los trastornos cardiovasculares y el mantenimiento de la integridad de la barrera cutánea; es muy importante para el correcto y saludable funcionamiento del sistema nervioso y la actividad cerebral (su deficiencia provoca la aparición de trastornos mentales graves); es esencial para la síntesis de hormonas como los estrógenos, la progesterona y la testosterona.

Recientes estudios científicos han demostrado que, en las 24 horas siguientes a la aplicación de un producto a base de Nicomenthyl, se libera en la piel aproximadamente el 18 % de la dosis total de niacina contenida inicialmente en la molécula de Nicomenthyl.

El mentol ejerce un importante efecto balsámico y calmante. La liberación lenta y equimolar del mentol es responsable de que no se produzcan los efectos irritantes propios de otros nicotinatos, sin que por ello se inhiban las funciones bioquímicas y vitamínicas de la niacina.

Los resultados de rigurosas pruebas de sensibilización cutánea in vitro han confirmado que el Nicomenthyl no es de por sí una sustancia sensibilizante. No obstante y por precaución, dado que el Nicomenthyl libera lentamente el mentol en la piel, se recomienda que las personas alérgicas a esta sustancia se sometan a una sencilla prueba alérgica aplicando en la parte interna del antebrazo una pequeña cantidad del producto cosmético a base de Nicomenthyl.

No. Muchas personas confunden el efecto vasodilatador de la Niacina con los síntomas de una alergia. Los dos fenómenos pueden tener similitudes, pero son bioquímica y fisiológicamente diferentes. La vasodilatación provocada por una alergia puede deberse a la liberación localizada de histamina en los tejidos epiteliales, estimulada por la presencia de alérgenos. Por su parte, el rubor de niacina es el resultado de la activación natural de una serie de procesos bioquímicos por parte de la Niacina que, además de activar algunos termorreceptores específicos de la piel, generan sustancias particulares conocidas como prostaglandinas (PGD2 y PGE2), responsables de la vasodilatación temporal de la piel. La vasodilatación producida por las prostaglandinas es precisamente el factor que permite una mayor oxigenación y una mejor nutrición de los tejidos, al mismo tiempo que una eliminación más eficaz de toxinas y residuos metabólicos celulares en la zona de la piel afectada por el rubor. No existe ninguna reacción alérgica en este mecanismo. Se trata, al contrario, de un mecanismo de oxigenación, aporte de nutrientes y desintoxicación iniciado por la propia niacina.